Paneles Fotovoltaicos
Tecnología Funcionamiento Paneles Fotovoltaicos Sunnergy®
Aplicaciones
Sistema con Interconexión a Red



  • Calentadores solares
  • Colectores Oku
  • Controles calefaccion
  • Paneles Fotovoltaicos
  • Microinversores
  • Productos Perifericos





¿Cómo Funcionan?

La energía solar fotovoltaica consiste en la conversión directa de la radiación solar que es aprovechada para producir electricidad por medio de dispositivos electrónicos llamados células fotoeléctricas (componente electrónico que, expuesto a la luz solar, genera una tensión) que transforman parte de la luz solar en energía eléctrica. La conversión fotovoltaica se basa en el efecto fotoeléctrico, es decir, en la conversión de la energía lumínica proveniente del sol en energía eléctrica. Para llevar a cabo esta conversión se utilizan unos dispositivos denominados células solares, constituidos por materiales semiconductores en los que artificialmente se ha creado un campo eléctrico constante.


Los módulos fotovoltaicos funcionan por el efecto fotoeléctrico. Cada célula fotovoltaica está compuesta de dos delgadas láminas de silicio: P y N, separadas por un semiconductor. Los fotones procedentes de la fuente luminosa inciden sobre la superficie de la capa P, y al interaccionar con el material liberan electrones de los átomos de silicio los cuales, en movimiento, atraviesan la capa del semiconductor, pero no pueden volver. La capa N adquiere una diferencia de potencial respecto a la P. Si se conectan unos conductores eléctricos a ambas capas y estos, a su vez, se unen a un dispositivo o elemento eléctrico consumidor de energía, se iniciará una corriente eléctrica continua (los electrones se mueven siempre en el mismo sentido y de los potenciales más bajos a los más altos.


Se pueden agrupar varios módulos para formar un sistema solar para uso individual o una planta completa de energía solar fotovoltaica, encargada de suministrar la tensión y corriente que se ajuste a una demanda específica; o que suministre una red de distribución eléctrica. Las celdas fotovoltaicas se fabrican principalmente con silicio, el segundo elemento más abundante en la corteza terrestre.